Los siete proyectos parados de Salud

16/03/2012
Arquitectura Noticias Los siete proyectos parados de Salud

Siete proyectos de un ambicioso plan para renovar la red de centros médicos en la ciudad se encuentran a la deriva desde hace años y con un futuro aún incierto: el antiguo Hospital Militar, el centro de especialidades del Prado de San Sebastián y los centros de salud en el Arenal, Torreblanca, Bellavista, Duques del Infantado y Portaceli.

El compromiso adquirido por el Ayuntamiento y la Consejería de Salud, a través de un pacto para dotar a la ciudad con estos proyectos ante las necesidades y el deterioro de los edificios sanitarios, data de hace ya casi una década. La obra del antiguo Hospital Militar comenzó en 2006, dos años después del traspaso del edificio, que era propiedad de Defensa, a la Junta de Andalucía. Esta reforma se eterniza desde mucho antes de que comenzara la crisis en 2008 y los posteriores recortes presupuestarios. El plazo de ejecución es de seis años, de modo que durante este 2012, en principio, deberían terminar los trabajos en este coloso, pero el pasado viernes, en horario laboral, este periódico no localizó a ningún operario en la zona en obras del edificio principal.

Cuando culmine esta reforma, otro proyecto tendrá más posibilidades de materializarse. El centro de salud prometido por la Consejería de Salud y el Ayuntamiento en Duques del Infantado (pabellón vasco) permanece a la espera del traslado al Militar de parte de los servicios asistenciales hospitalarios que actualmente presta. Este centro de Atención Primaria en Duques del Infantado se anunció hace ya siete años, y a fecha de hoy el SAS continúa sin dar pasos para su creación.

Otro naufragio en el plan para renovar la infraestructura sanitaria de la ciudad se localiza en el Prado de San Sebastián, en el solar que dejó el antiguo Equipo Quirúrgico municipal, y donde está previsto desde 2005 un Centro de Alta Resolución y Especialidades (CARE), así como un punto de Urgencias. Este proyecto se ideó ante la necesidad de aliviar las colas de pacientes en centros del casco histórico, así como la atención urgente de los hospitales Virgen del Rocío y Virgen Macarena, entre otros servicios de especialidades. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) solicitó en septiembre de 2011 una licencia de obra al Ayuntamiento, según anunció entonces la consejera de salud, María Jesús Montero, en respuesta a una pregunta parlamentaria. A fecha de hoy, los obreros aún no han llegado a este espacio privilegiado y estratégico frente a los Jardines de Murillo.
El Hospital Militar, el CARE del Prado y los centros de Atención Primaria Arenal, Bellavista, Torreblanca, Duques del Infantado y Portaceli permanecen en suspenso desde hace años.
A la deriva permanece otro proyecto que también se prometió y que entró dentro de las previsiones presupuestarias, en 2005: el centro de salud en Portaceli, pensado para sustituir el consultorio en Huerta del Rey que ocupa los bajos de un edificio de viviendas, un espacio que no es el más idóneo para las consultas médicas.

Pese a los continuos retrasos de estos proyectos anunciados en 2005, cinco años después, en 2010, el Ayuntamiento, que entonces era gobernado por Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), y la Delegación Provincial de Salud de la Junta, anunciaron otro convenio para construir tres centros de salud más: Torreblanca, Arenal y Bellavista. Ninguno de estos tres proyectos ha sido ejecutado aún, pese a que el presupuesto para las tres obras estaba previsto desde 2010. La crisis y los recortes parecen haberse convertido ahora en los mejores aliados de la falta de voluntad política para cumplir con compromisos anunciados y rubricados por los responsables en Salud en los convenios.
El punto cuarto del pacto de 2010, que es continuación del anterior, dice: "El presente convenio es continuación del estrecho marco de colaboración existente entre el Ayuntamiento de Sevilla y la Consejería de Salud para dotar a la ciudad de Sevilla de las infraestructuras necesarias para la atención sanitaria". Aunque las administraciones reconocen la necesidad de renovar y ampliar la red de Atención Primaria, hoy por hoy, este acuerdo está en suspenso. La fecha límite, no obstante, es 2014 para la construcción de los puntos asistenciales en Arenal, Torreblanca y Bellavista.

La inversión prevista desde hace dos años por la Junta y el Ayuntamiento: 10,4 millones de euros. Según consta en este convenio, el Ayuntamiento se compromete a ceder los tres solares y a construir, a través de Emvisesa, los edificios; mientras que el SAS se compromete a subvencionar las obras en un 78,95% del coste total, como porcentaje máximo.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata