Valencia se lanza a reactivar su futuro

19/12/2011
Arquitectura Noticias Valencia se lanza a reactivar su futuro

Las profecías mayas aseguran que en 2012 llegará el fin del mundo. Valencia, no sólo no se lo cree, sino que las Administraciones públicas y con la alcaldesa Rita Barberá a la cabeza, están empeñadas en reducir las cifras del paro a la velocidad de vértigo. Mil puestos de trabajo se crearán en el segundo trimestre del año con la reanudación de las obras de construcción del nuevo estadio en la avenida de las Cortes Valencianas y del hospital de la empresa Nisa junto al barrio de Malilla.

Estos serán los dos primeros proyectos que generen mano de obra con inmediatez, pero otros arrancarán el año que viene y supondrán la reactivación de la economía con la explotación de la Marina Juan Carlos I, el desbloqueo del plan del Cabanyal, el inicio de la primera fase del Parque Central, el centro comercial Oceanic o la ampliación del Palacio de Congresos.

«No voy a permitir que la ciudad se paralice y nosotros vamos a demostrar que en plena crisis económica seguimos trabajando para sacar adelante la ciudad». Con estas palabras la alcaldesa ha asistido en los últimos 15 días al anuncio de la ampliación del Palacio de Congresos y a la presentación de la construcción de un centro comercial diseñado por el arquitecto catalán Ricardo Bofill.

Albañiles, operarios, arquitectos, aparejadores, ingenieros o técnicos saldrán de las listas del paro que llega en la actualidad a 75.491 desempleados en la ciudad. Profesionales todos ellos que han sufrido la peor de las crisis y sin precedentes en el sector de la construcción.

El primero de los proyectos en arrancar será la reanudación de las obras del nuevo estadio donde jugará el Valencia. Está previsto que comiencen en abril con 400 operarios encargados de completar el coliseo valencianista y convertirse en el más vanguardista y posible sede de la final de la Champions League.

Las obras se prolongarán durante 18 meses y junto a la construcción del estadio se levantará un centro de restauración y un museo deportivo donde se calculan que darán servicio a 200 empleados. Un trabajo que implicará a varias empresas y generará trabajos indirectos para acondicionar y revestir todos los espacios.

Sólo el nuevo estadio y la clínica privada de Malilla permitirán contratar a mil trabajadores en 2012.

El proyecto también permitirá retomar el concurso para ejecutar un aparcamiento subterráneo en la avenida General Avilés. Un espacio de residentes y con el propósito de amortiguar la saturación de vehículos en los días de partido.

180 habitaciones

Mientras en la zona norte de Valencia se reactiva la actividad empresarial, la del sur también lo hará a principios de verano con la construcción del hospital de la empresa Nisa que se ubicará junto a la rotonda de los Anzuelos en el barrio de Malilla. Un hospital de 30.000 metros cuadrados donde se habilitarán 180 habitaciones. La construcción de este centro sanitario supondrá 450 empleos.

Precisamente, este extremo de Valencia será uno de los de mayor actividad, no sólo por la construcción del hospital, sino por la ejecución de un centro comercial que supondrá 2.500 nuevos puestos de trabajo directo y otros 1.000 puestos indirectos durante las obras de construcción.

Aunque los trámites del proyecto y la licencia de obra se concederán en 2012, no será hasta el primer trimestre del año siguiente cuando comiencen los trabajos del centro comercial donde se invertirán 325 millones.
Será en 2015 cuando los vecinos de Malilla podrán disfrutar del complejo comercial.

Todas ellas son actuaciones inmediatas que comenzarán en breve y no sólo darán trabajo, sino levantarán el ánimo de muchos de los que llevan meses en paro y sin posibilidades de conseguirlo en un breve espacio de tiempo.
Si Valencia destaca en los últimos años por algo es por su potencial turístico y prueba de ello es la necesidad de ampliar el Palacio de Congresos para albergar más congresistas. El nuevo edificio gemelo al actual comenzará a construirse en 2013. «Estamos negociando para que se celebren en el Palacio 600 eventos nacionales e internacionales en los próximos años en los que está previsto que participen unos 700.000 asistentes», dijo José Salinas, director gerente del complejo durante el día de la presentación del proyecto.

Las obras permitirán seguir generando trabajo comercial y aumentar la cartera de clientes del Palacio de Congresos. Estos encuentros de negocio supondrán un impacto económico estimado de aproximadamente de 650 millones.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata