La valoración ciudadana del sistema sanitario crece a pesar de la crisis

25/08/2011
Noticias La valoración ciudadana del sistema sanitario crece a pesar de la crisis

La crisis económica no ha afectado a la valoración que los ciudadanos andaluces tiene del sistema sanitario. Así se refleja en las conclusiones de la encuesta de satisfacción presentada ayer en Sevilla por consejera de Salud, María Jesús Montero.

Nueve de cada diez andaluces están satisfechos con la sanidad pública, y recomendarían su hospital o centro de salud a familiares y amigos. Lo mejor valorado, con un grado de satisfacción del 94,5%, son los centros hospitalarios de alta resolución (Chare). Se trata de 12 centros de ámbito local o comarcal distribuidos por las ocho provincias, de menor envergadura que los hospitales, pero que cuentan con muy buenas prestaciones y avances tecnológicos. Este es el primer año que los Chare se incluyen en la encuesta.

La otra cara de la moneda la presentan las listas de espera, que se vuelve a tener la peor nota, con tan solo un 42% de satisfacción, seguidas de la comodidad de las habitaciones, cuyo grado de satisfacción no ha superado el 63%. Pese estos datos, el sondeo, que la Administración realiza desde hace 12 años, refleja también que más de la mitad de los andaluces han detectado una mejora en la sanidad en los últimos tres años, y el 60% confía en que seguirá mejorando en el futuro.

Buena calificación obtiene también la atención al parto, superando el 82% de índice de satisfacción, así como la valoración de los médicos (90,8%), el respeto en el trato (90%), las facilidades en cuanto a la capacidad de resolver trámites y papeleo (81%), el servicio recibido en los centros de atención primaria (91%) o la limpieza en los centros y hospitales, con un grado de satisfacción del 92%.


Las listas de espera son las que siguen generando más insatisfacción en los usuarios
Montero apuntó, sin embargo, que los buenos datos "no deben inducir al triunfalismo", sino que hay que entenderlos como "un instrumento tremendamente útil" para conocer y mejorar la atención a los usuarios que, a pesar del escenario de crisis económica, han valorado la mejoría de los servicios. Esta encuesta de satisfacción del sistema sanitario la realiza el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA). En esta ocasión, se han realizado más de 21.000 entrevistas.

Tras la presentación ayer de los resultados, la consejera también abordó la polémica generada sobre la aplicación de la Ley de Muerte Digna. Tras la mediación por parte de la consejería, el Hospital de la Blanca Paloma, en Huelva, ha retirado la sonda que mantenía con vida a una enferma terminal desde el 4 de agosto. La consejera sostuvo que en ningún momento se produjo una "orden" de la Junta al hospital, sino "un contacto con el centro".

Montero afirmó que esta ley se está aplicando "con total normalidad en todos los centros sanitarios". Aunque precisó que "si alguna persona entiende que no se respetan sus derechos o tiene algún obstáculo para poder desarrollarlos, tiene a su disposición todos los mecanismos para reclamarlos y, entre ellos, dirigirse a la propia Administración". Y este último mecanismo fue precisamente el que utilizó la familia de esta enferma para reclamar su derecho a una muerte digna.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata