El Govern estudia cobrar entre 20 céntimos y un euro por receta

25/11/2011
Servicios Hospitalarios Noticias El Govern estudia cobrar entre 20 céntimos y un euro por receta

El anunciado ticket moderador por receta que el Govern quiere implantar el año próximo, entre sus medidas de recorte del gasto público, está aún verde, pero fuentes del Departament de Salut reconocen que, aunque se barajan múltiples posibilidades, pretenden introducir una tasa de entre 20 céntimos y un euro por receta. Eso supondría una recaudación complementaria de entre 60 y 70 millones de euros al año.

Sin embargo, esa tasa deberá tener muchas excepciones. Por ejemplo los pensionistas, o algunos grupos terapéuticos, o una parte del consumo de los enfermos crónicos, obligados a medicarse de por vida o por largos periodos.

La medida está en estudio, "muy verde", según las mismas fuentes, y esperan tenerla bien argumentada en un par de semanas. De momento, se limitan a citar las líneas rojas que no podrá traspasar esta tasa: que en ningún momento pueda crear una barrera que dificulte el acceso a los medicamentos a personas que los necesiten para su enfermedad y el compromiso de que el Govern velará para que no se genere ninguna iniquidad en este sentido.

El ciudadano que acude al ambulatorio a que le "den algo" es el principal objetivo de una tasa que pretende ser "sobre todo disuasoria", según los técnicos de Salut. En el análisis de posibilidades para aplicarla, se estudia si hacerlo sobre algunos tipos de medicamentos en concreto, como los considerados de bajo valor terapéutico o los que se abandonan con mayor frecuencia. También se estudia si en el caso de los enfermos crónicos deberán pagar la tasa sólo a partir de una determinada cantidad de medicamentos al mes.

El cobro de una parte del precio del medicamento –el copago– o alguna tasa añadida existe en algunos países europeos. En España, el paciente paga el 40% del precio del medicamento, el enfermo crónico el 10% (con un máximo de 2,64 euros) y el pensionista está exento. Esa cantidad no se ha modificado en esta etapa de crisis y la propuesta de Artur Mas es una cierta llamada de atención al futuro gobierno del PP sobre la necesidad de buscar nuevos ingresos para costear la asistencia sanitaria. Porque se ha conseguido bajar el precio de los medicamentos y así la factura con los decretos de los últimos dos años, pero con esa factura también ha caído la recaudación: 40% de una cantidad menor de dinero. Por eso Salut se ha inspirado en el modelo francés. Allí, el paciente, según la categoría del fármaco, no paga nada o entre el 35% y el 65%, y además, abona 50 céntimos por fármaco, según datos facilitados en un informe de la patronal sanitaria Unió.

La medida supondría una recaudación complementaria de 70 millones al año

En el Departament de Salut sostienen que la idea de incentivar una moderación en el consumo a través de los usuarios es una tarea pendiente que completaría el esfuerzo que se lleva a cabo desde hace años entre los médicos, que son los que dispensan y a los que se les incentiva para recetar lo más ajustado posible; entre los laboratorios, a los que se les ha bajado el precio por decreto, y entre los farmacéuticos, a los que se les ha bajado también el margen.

Paradójicamente, el esfuerzo por reducir la factura farmacéutica ha provocado un aumento del consumo. Así lo han constatado en los últimos meses y es un fenómeno común en todos los países con bajos precios farmacéuticos, según aseguran responsables de farmacia en la conselleria. Catalunya, además, se encuentra entre los que más medicamentos consumen en Europa (ocupa el segundo puesto). El promedio del año pasado fue de 20 recetas por persona y año.

La tasa tiene encaje legal, según aseguran los responsables del departamento, por actividad administrativa. No pueden tocar, en cambio, el porcentaje que se paga por el medicamento. Esa podría ser una de las propuestas que se llevarán desde Catalunya al consejo interterritorial.

El Col·legi d`Infermeres i Infermers, el sindicato Metges de Catalunya, la Federació d`Associacions de Farmàcies de Catalunya y algunos consejeros de salud critican no sólo la legalidad de la medida sino que se recaude a costa del paciente en lugar de por otra vía, especialmente por la dispensación.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata