La autogestión de la salud o la reorganización sanitaria fuerzan un cambio de modelo en las empresas del sector

24/07/2012
Servicios Hospitalarios Smart Hospital Noticias La autogestión de la salud o la reorganización sanitaria fuerzan un cambio de modelo en las empresas del sector

Madrid, 24 de julio de 2012 - En un escenario donde las enfermedades crónicas absorben el 75% del gasto total en atención sanitaria en los países desarrollados, las compañías del sector farmacéutico y de tecnología médica se enfrentan a retos como el de demostrar que ayudan a sus pacientes a adoptar comportamientos de vida más saludables, o que contribuyen a que éstos autogestionen sus propias enfermedades con mayor eficiencia. Sin olvidar, en paralelo, la reorganización del modelo de gestión sanitario al que se ven abocados muchos países con el fin de convertirlo en económicamente más sostenible. Para tener éxito en este camino, las compañías deben reinventar su modelo de negocio para adaptarlo a las actuales circunstancias y a las necesidades del paciente, al tiempo que ser capaces de impulsar cambios en las pautas de comportamiento de los consumidores, un camino que aún pocas empresas se han atrevido a tomar. Estas son algunas de las conclusiones del informe anual de la serie Progressions de Ernst & Young sobre el sector: The third place: healthcare everywhere (El tercer lugar: el cuidado de la salud en todas partes).

Los nuevos retos para estas compañías se están viendo impulsados, además, por dos importantes tendencias. En primer lugar, un cambio en su riesgo financiero que progresivamente está siendo transferido del pagador hacia el proveedor de los productos y servicios. Dicho proveedor (hospitales y centros de atención primaria principalmente), se ve obligado, a su vez, a modificar los comportamientos del paciente con el fin de mantener controlado este riesgo. Y, en segundo lugar, la industria tampoco debe perder de vista el creciente poder del paciente, quien cada vez dispone de más herramientas tecnológicas, como aplicaciones para smartphones, redes sociales o sensores y monitores que le permiten tener un control más directo sobre sus datos y, en definitiva, sobre el control de su salud. Este cambio también está conduciendo a la aparición de lo que el informe denomina “tercer lugar” en el cuidado de la salud: el traspaso del epicentro de la salud de un paciente del hospital o consulta externa a cualquier lugar donde éste se encuentre. Se trata, en definitiva, del cuidado de la salud en todas partes. Esta `revolución´, que implícitamente conlleva dotar de mayor sostenibilidad al sistema sanitario, también implica alterar el modelo de negocio de las empresas (industria farmacéutica, etc), que habrán de adaptarse ahora a estas nuevas tendencias.

Empresas y administraciones, abocadas a establecer alianzas para posicionarse y hacer más sostenibles los sistemas nacionales de salud

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata