Los robots cubrirán todas las necesidades de los ancianos

07/10/2011
Servicios Hospitalarios Noticias Los robots cubrirán todas las necesidades de los ancianos

Los robots están aquí para quedarse. Aunque de momento hay muy poca evidencia científica, esto va a cambiar próximamente, ya que la Unión Europea está realizando una fuerte inversión para la investigación robótica en Salud. Esta es la opinión de Sarah Stowe, del Hospital Universitario de St. James, en el Reino Unido.

La tecnología de los robots se ha utilizado tradicionalmente para la carrera espacial, el ejército o la industria automovilística, y utilizarlos en el área sanitaria tiene sentido porque "se sabe que cada vez se demandarán más cuidadores y no habrá suficientes seres humanos para ofrecer esos cuidados", ha dicho Stowe durante el LIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), que se ha celebrado en Málaga (ver DM del martes).

Según Stowe, "hay un crecimiento potencial enorme en esta área y los geriatras deberían participar también en el desarrollo de nuevos robots", junto con la ayuda de los ingenieros y los técnicos.

Los robots pueden utilizarse para realizar tareas repetitivas y así dejar más tiempo de calidad que los cuidadores podrán dedicar a sus familiares. "Estas máquinas están capacitadas para hacer todas las tareas sucias que los cuidadores preferirían no tener que hacer, de la manera que los pacientes elijan quién lleva a cabo las tareas más íntimas", ha ñadido Stowe, que ha apuntado que "estas aplicaciones pueden ser controladas por los usuarios, ya sea dándoles una orden o utilizando un puntero láser".

Ya existen robots que son capaces de alimentar a personas y levantar a alguien de la cama y llevarlo a la silla de ruedas. También "existe un traje creado en Japón (ver DM del 27-IV-2007), llamado exoesqueleto, que va motorizado y se activa con las señales del sujeto que lo porta" o la llamada lavadora humana, especialmente diseñada para la higiene personal de las personas con un estado físico que les dificulte su aseo en una bañera convencional.


Sarah Stowe, del Reino Unido, explica los buenos resultados que están dando los robots en el área de la salud, tanto en asistencia como en compañía, especialmente en geriatría. Además de por los avances registrados, la robótica será clave debido al futuro déficit de cuidadores
Telemedicina
En cuanto a la telepresencia, este tipo de robots imitan los gestos y establecen contacto visual con la persona que habla.

Asimismo, "la rehabilitación tras un ictus es un área que está ampliándose en cuanto a investigación de robótica", ha afirmado Stowe. "Existen estudios que indican una mejoría definitiva en la función motora de los pacientes, pero de momento no se ha demostrado una mejora funcional".

En este sentido, los robots pueden hacer un movimiento muy preciso que se adapte exactamente a la debilidad del paciente y, a su vez, resgistrarlo y monitorizarlo para que individualizar la rehabilitación perfectamente. "El uso de software de realidad virtual para realizar tareas de rehabilitación es una alternativa mejor que la fisioterapia por sí sola, porque los pacientes que son demasiado débiles para mantenerse de pie ya pueden hacerlo gracias a los robots".

Los robots de enfermería ayudan dentro del hospital, en hogares o residencias. Se adaptan a las preferencias individuales, incluso al acento, la voz o el sexo.

Principales problemas
Sin embargo, la inclusión de los robots también tiene problemas, como por ejemplo el rechazo que genera por parte de los cuidadores, que "creen que están siendo reemplazados y ya nos son necesarios".

Hay estudios que analizan a los pacientes con demencias ingresados en residencias y, gracias a su interacción con los robots especializados en prestar compañía, fomentan la interacción con otros pacientes o con sus cuidadores, y mejoran las puntaciones sobre la calidad de vida y el sentimiento de soledad.

"Muchas residencias ya no permiten animales, debido a los riesgos de que se produzcan alergias, infecciones o falta de higiene. Por lo tanto, tener un animal artificial es un beneficio potencial", ha explicado Stowe, que ha manifestado que "estos compañeros han sido diseñados con un sensor que detecta cuándo es de noche o de día, para así ayudar a los pacientes con demencia que han perdido este ritmo natural". Además, responden a las caricias y tienen hasta pestañas.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata