Sanidad anuncia que reformará la ley para que en España exista un solo registro de donantes de médula

25/01/2012
Servicios Hospitalarios Noticias Sanidad anuncia que reformará la ley para que en España exista un solo registro de donantes de médula

El objetivo de esta reforma sería el blindaje legal en este tipo de trasplantes, y evitar así la actividad en España de empresas privadas que se dedican a captar donaciones de médula como ha sido el caso de la empresa alemana DKMS. La legislación española que regula estas actividades (RD 1301/2006) no establece de forma expresa la existencia de un registro único, aunque sí reconoce y especifica las competencias de las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad para regularlo, establecerlo y auditar sus actuaciones.

DKMS, que ha creado en España una fundación sin ánimo de lucro para operar con más libertad, comenzó en octubre a captar donaciones con campañas masivas centradas en donantes particulares, los cuales, una vez seleccionados, pasaban a formar parte de su propio censo. Este fue el caso sucedido en Avilés. La empresa alemana, mediante un llamamiento de solidaridad para un paciente concreto, obtuvo datos de más de 1.200 donantes que se incluyen en un registro de más de 2,5 millones de personas que, de forma altruista, han cedido sus datos por si su médula fuera compatible con la de algún paciente necesitado de trasplante.

Este procedimiento es legal en Alemania, Polonia y Estados Unidos, donde opera, pero la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) asegura [pdf] que, en nuestro país, no es legal, y ha vetado su actividad, además de apuntar que este sistema amenaza con privatizar el modelo de trasplantes español, que en este tipo de trasplantes gestiona la Fundación Carreras.

Desde Sanidad se explica que el funcionamiento de DKMS, que se presenta como una organización sin ánimo de lucro [pdf], es el siguiente: lanza una campaña de captación de donantes con un caso concreto. La empresa dirige el llamamiento masivo de donantes que ha solicitado la familia del paciente. DKMS se lleva esos donantes potenciales a Alemania y los inscribe en su propio registro. Luego, vende cada médula por 14.500 euros a pacientes u hospitales de otros países, incluidos hospitales españoles, que se verían obligados a pagar esta cantidad por un donante que, si hubiera estado inscrito en el registro oficial español REDMO, les hubiera salido gratis.

La empresa DKMS, uno de los mayores registros privados de donantes de médula del mundo, ha respondido con acciones legales contra la ONT.
El Ministerio de Sanidad ha anunciado que reformará la ley para frenar el registro privado de médulas.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata