El retraso en el equipamiento pone en duda la apertura a tiempo del hospital

28/11/2011
Tipología Noticias El retraso en el equipamiento pone en duda la apertura a tiempo del hospital

El tiempo corre y no precisamente a favor de la Consejería de Salud para poder cumplir su idea de inaugurar la primera fase del nuevo hospital del PTS antes de las elecciones autonómicas de 2012, previstas para marzo. Aunque la versión oficial es que dará tiempo y que el dinero no es problema porque el hospital es uno de los proyectos asegurados en los presupuestos del próximo año de la Junta de Andalucía, el visto bueno de la Administración para iniciar el proceso de licitación del equipamiento del hospital se está retrasando demasiado, lo que hace casi imposible poder cumplir con los deseos de la Consejería, por lo menos a día de hoy y echando cálculos de los plazos que se necesitan para cumplir cada proceso.

El Consejo de Gobierno es el que tiene que autorizar primero la licitación y todavía no lo ha hecho, a pesar de que la Consejera de Salud, María Jesús Montero, lleva diciendo desde septiembre que la apertura del proceso era cuestión de días. En el Consejo de Gobierno del pasado martes, ninguna noticia. Este trámite es obligatorio debido a la dimensión de la contratación y el presupuesto en juego, más de 20 millones de euros. Además, la Consejería de Economía y Hacienda ha tenido que supervisar y autorizar los pliegos de condiciones y las necesidades planteadas por el hospital para poner un techo de gasto, sobre todo en estos momentos de dificultad económica.

Hasta que no se haga este trámite no se puede hacer público ni comenzar el procedimiento de adjudicación del equipamiento, que será por el método de diálogo competitivo. Un proceso que se lleva también su tiempo (como mínimo un mes). Una vez adjudicado, la empresa tendría que comenzar a equipar y amueblar el hospital.

Aunque la apertura sea por partes y para la inauguración bastaría con que estuvieran funcionando las consultas externas -es lo más fácil de equipar y trasladar-, equipar las dos alas del nuevo hospital dedicadas a este fin y hacer la mudanza de los profesionales de un centro a otro es complejo y también lento. De hecho, hasta que no esté cerrada o por lo menos negociándose la adjudicación, el Hospital Clínico no puede cerrar tampoco el plan de mudanza, por lo que el tiempo se echa encima claramente.

Salud lleva diciendo desde septiembre que la licitación de la dotación y el mobiliario es algo inminente pero la Junta no termina de autorizarlo.

De hecho, este periódico ha podido conocer por fuentes cercanas a la Consejería que hay conciencia de que los tiempos están muy justos y que es difícil abrir en el primer trimestre del año si no prácticamente imposible. No así durante el resto del año, aunque sería un palo para el gobierno socialista si pierde la Junta de Andalucía y no puede inaugurar su proyecto más ambicioso en la provincia de los últimos años. De ahí la prisa.

Además hay otra limitación. Cuando se fije la fecha de elecciones, la ley electoral impide las inauguraciones en campaña y en un periodo de días próximos a la cita electoral, lo que recorta también la posibilidad de apurar la fecha. Si se tiene en cuenta que también está la Navidad entre medias, se siguen poniendo inconvenientes para que el proceso sea rápido.

Con todo, la intención del hospital siempre ha sido la de hacer la mudanza y el traslado en un plazo corto de tiempo que podría rondar los tres meses.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata